Si algo caracteriza a Marte es su terrible radiación, una de las razones que ha dificultado su colonización. Sin embargo, expertos han sugerido que los tubos de lava podrían ofrecer la seguridad necesaria para permanecer en su superficie.

Cualquier lugar en Marte podría matar a una persona; no hay oxígeno y la radiación solar sin filtrar lo baña todos los días. La NASA lleva años intentando encontrar la manera de poder enviar oxígeno y plantas que brinden alimentos, pero la radiación ha acabado con cualquier esfuerzo.

Pero un equipo de expertos ha encontrado lo que, probablemente, será el mejor lugar de resguardo para los exploradores de Marte: tubos de lava en Hellas Planitia. Un cráter de impacto de meteorito en la superficie.

Tubos de lava: una esperanza para vivir en Marte

Estos tubos de lava podrían ser el lugar más seguro para que los exploradores vivan en Marte
Expertos encontraron una nueva manera más segura de proteger a los exploradores de Marte. Crédito: NASA/Wikimedia Commons

Una nueva investigación ha llevado a un equipo de expertos a sugerir que tubos de lava en Hellas Planita podrían estar entre los lugares más seguros para que los exploradores levanten sus asentamientos.

Las sondas enviadas en el pasado por la NASA han demostrado que la radiación de Marte se concentra, sobretodo, en sus polos. Sin embargo, Hellas Planitia está ubicada cerca del ecuador.

Esta zona es la que se encuentra más bajo en la superficie. El cráter tiene más de 7000 metros de profundidad, lo que la atmósfera protege un poco más que en la superficie.

Eso quiere decir, según los datos recabados por los investigadores, un 50% menos de radiación. Los exploradores podrían esperar alrededor de 342 microsieverts en el cráter, a diferencia de los 547 que pueden obtener en cualquier otra parte.

No es totalmente seguro, pero seguiría siendo una radiación mucho más baja que el resto del planeta.

El problema de la radiación

Estos tubos de lava podrían ser el lugar más seguro para que los exploradores vivan en Marte
Recreación de la radiación solar que baña a Marte diariamente. Crédito: pxfuel.com

A pesar de que se sabe que los efectos de la radiación son dañinos, aún no se conocen exactamente cuáles serían, según lo que escribió Richard Kerr para la revista Science en 2013.

Sin embargo, 342 microsieverts al día es un 25% más de lo que están expuestos los astronautas en la EEI todos los días, donde la NASA generalmente limita las exposiciones a solo un par de meses.

Los exploradores marcianos podrían pasar años en el planeta rojo. Y la exposición a una dosis tan alta durante años podría representar un grave peligro para todos los involucrados.

Esto teniendo en cuenta que la dosis máxima de radiación para que sea segura, según la Comisión Reguladora Nuclear de os Estados Unidos es de 6.200 microsieverts por año. Una cifra que los exploradores de Marte alcanzarían en tan solo 19 días.

Los tubos de lava

Estos tubos de lava podrían ser el lugar más seguro para que los exploradores vivan en Marte
Vista interna de los cráteres. Crédito: Michael Oswald/WikimediaOswald/Wikimedia

Al noreste de Hellas Planitia se encuentra en el Hadriacus Mons, una montaña que se creó a partir de un volcán en erupción cuando aún corría lava bajo la superficie de Marte, la cual se enfrió hace mucho tiempo.

En la Tierra, los flujos de lava pueden excavar a través del suelo en su camino hacia la superficie, dejando atrás túneles vacíos con paredes, pisos y techos endurecidos una vez que la roca fundida se drena.

Se pueden ver señales de que vuelan por encima: Una línea de «cráteres» cerca de un volcán inactivo cuenta la historia de un tubo de lava que se formó, drenó y luego colapsó parcialmente en una u otra sección, a veces incluso dejando atrás agujeros de «tragaluz» en el medio del cráter.

Buscando en las imágenes tomadas por las sondas en la órbita de Marte, los investigadores identificaron varias de estas cadenas de cráteres y otras evidencias de antiguos flujos de lava que se adentraron en la corteza marciana alrededor de Hadriacus Mons.

Múltiples sitios alrededor de esa montaña baja parecen ser candidatos tentadores para futuras exploraciones. Y en Marte, con su baja gravedad, las simulaciones sugieren que los tubos ahuecados serían mucho más grandes que los encontrados en la Tierra.

Comprobando la protección

Estos tubos de lava podrían ser el lugar más seguro para que los exploradores vivan en Marte
Cráter investigado de Mojave Aiken. Crédito: John Fowler/Flickr

Asumiendo que estas pistas apuntan a la existencia de tubos de lava reales en Hellas Planitia, los investigadores visitaron sitios similares en el suroeste estadounidense para probar la idea de los tubos de lava como escudos de radiación.

Aunque la radiación cósmica en la superficie de la Tierra es mucho menor que en Marte, algunas de esas partículas llegan a la superficie de nuestro planeta.

Comparando las mediciones de la radiación dentro y fuera del tubo Mojave Aiken de California, la Cueva del Río de Lava de Arizona y el Gran Tragaluz, la Cueva de Hielo Gigante y la Cueva de la Unión de Nuevo México, los investigadores encontraron un efecto significativo de escudo contra la radiación.

Extrapolando sus resultados a Marte, calcularon que viviendo en un tubo de lava de Hellas, la gente podría experimentar sólo alrededor de 61.64 microsiverts al día. Eso sigue siendo alto, pero mucho más seguro.

Estos tubos de lava podrían ser el lugar más seguro para que los exploradores vivan en Marte
Una imagen muestra vistas aéreas de una cadena de cráteres de pozo que oculta un tubo de lava en Nuevo México (arriba) y una formación similar en Marte (abajo). Crédito: Paris et al. / arXiv

Los investigadores escribieron que hay otras ventajas potenciales para la vida en los tubos; podrían ser reforzados totalmente para crear ambientes habitables para las personas y mucho más grandes que los cohetes que los transportarían desde la Tierra. También pueden ofrecer protección en contra de los meteoritos y los cambios drásticos de temperatura.

A pesar de que aún falta mucha investigación, todo parece indicar que los tubos de lava serán el hogar de los primeros exploradores que colonicen Marte.

Este estudio científico fue publicado en arXiv.

Referencias:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here