Astrónomos aseguran haber encontrado un cúmulo de asteroides alienígenas provenientes de otras estrellas orbitando alrededor de nuestro Sol.

Dos astrónomos han comunicado que, hasta el momento, se han identificado hasta 19 rocas espaciales alienígenas girando alrededor de nuestra estrella.

De acuerdo a sus declaraciones, lo más probable es que estas rocas «pertenezcan» a otras estrellas cercanas y llegaron durante el nacimiento del Sol.

Asteroides alienígenas

Asteroides alienígenas orbitan alrededor de nuestro Sol
Oumuamua fue el primer asteroide alienígena localizado en el Sistema Solar. Crédito: ESO / Wikimedia Commons

Actualmente están mezclados con otros asteroides conocidos como «Centauros», los cuales habitan las zonas exteriores del Sistema Solar, entre Júpiter y Neptuno.

Sin embargo y a diferencia del resto de centauros, las órbitas de los asteroides alienígenas hacen que estos se alejen del plano en el que giran los planetas. Lo que sugiere que alguna vez giraron alrededor de otras estrellas.

Fathi Namouni, del Observatoire de la Côte d’Azur de Francia, y Maria Helena Morais, de la Universidade Estadual Paulista de Brasil, publicaron sus resultados la semana pasada en los Avisos Mensuales de la Real Sociedad Astronómica.

Morais declaró que el resultado de este estudio nos podría aportar pistas sobre el nacimiento temprano del Sol y el cúmulo de asteroides a su alrededor, además de saber el papel que tuvo la materia interestelar en el enriquecimiento químico del Sistema Solar y su evolución.

Este nuevo estudio sigue la misma línea del descubrimiento de rocas y cometas extraños que entran e, incluso, ocupan un lugar dentro de nuestro sistema. Lo que demuestra que otros reinos estelares están mezclándose con el resto del espacio.

El primero en descubrirse fue Oumuamua, el asteroide con forma de cigarro que se identificó como un cometa inerte que navegaba por los planetas en 2017.

El año pasado trajo a nuestro vecindario un cometa de aspecto más familiar, 2I/Borisov, de origen interestelar.

Parece que ahora se está rompiendo en pedazos mientras intenta escapar de nuestro rincón de la Vía Láctea.

Esos eran sólo invasores temporales. Pero hace dos años, el Dr. Namouni y el Dr. Morais identificaron por primera vez a un alienígena con residencia permanente, dando vueltas al Sol cerca de Júpiter, pero en la dirección opuesta.

Visitantes permanentes

Asteroides alienígenas orbitan alrededor de nuestro Sol
Las simulaciones por computadoras mostraron una elíptica totalmente diferente en los asteroides alienígenas. Cortesía: nytimes.com

Así sugirieron que probablemente había otros ocupantes «extrasolares» por ahí, muy probablemente en órbitas que los llevan sobre los polos del Sol.

Esto se ha confirmado ahora, usando simulaciones por ordenador para rebobinar el reloj cósmico hasta el principio del Sistema Solar.

«Los elegimos porque eran inusuales en primer lugar», dijo el Dr. Namouni por correo electrónico, explicando que sus órbitas los llevaban lejos de la eclíptica, el plano inclinado a lo largo del cual los planetas viajan alrededor del Sol. Se conocen como asteroides de alta inclinación», explicaron los académicos.

Los astrónomos creen que el Sol y otras estrellas nacieron cuando una densa nube de material protoestelar, gas y polvo, colapsó hace unos 4.500 millones de años, quizás como resultado de una explosión de una supernova cercana.

Cuando se formó el Sol ya estaba acompañado por un remolino de gas y polvo que orbitaba en ese plano eclíptico. Los planetas y la mayoría de los asteroides eventualmente ocuparían el mismo plano.

Pero los 19 asteroides que los astrónomos rastrearon no eran parte de ese disco en ese entonces.

De hecho, orbitaban en un plano perpendicular al Sistema Solar, y en órbitas que los llevaban mucho más lejos del Sol que los otros objetos que se convertirían en nuestros planetas.

De esta forma, se estable que lo más probable es que pertenecían a otras estrellas. Astros que habían nacido con su propio grupo planetas, asteroides y cometas.

Este nuevo descubrimiento ayudará a los astrónomos a saber cómo era el proceso en que las estrellas se «robaban» asteroides unos a los otros y, sobretodo, saber más sobre la formación del Sol y el Sistema Solar.

Artículo científico publicado en Royale Astronomical Society.

Referencias:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here