Todo parece indicar que el avión espacial X-37B del Pentágono será puesto en órbita a mediados de este mes. Sin embargo, en esta ocasión el ejército de Estados Unidos ha decidido compartir los detalles de la misión.

El Vehículo de Prueba Orbital X-37B del Departamento de Defensa de Estados Unidos hará su sexta misión a finales de este mes.

Esto incluirá el lanzamiento de un satélite y experimentos científicos que incluyen dos de la NASA, de acuerdo a lo que se puede leer en el comunicado de la Fuerza Espacial estadounidense.

Avión espacial del Pentágono tendrá nueva misión

El avión espacial de alto secreto se lanzará en una misión científica no tan secreta imagen 1
El avión espacial X-37B se pondrá en órbita a mediados de este mes. Crédito: Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

El lanzamiento se realizará el 16 de mayo desde la Estación de la Fuerza Aérea ubicada en Cabo Cañaveral, Florida.

Un cohete Atlas V llevará la nave a una órbita terrestre baja. El avión espacial es un activo de la Fuerza Aérea, pero la Fuerza Espacial se encargará del próximo lanzamiento, las operaciones orbitales y el aterrizaje.

Desarrollado por Boeing, este vehículo reutilizable, que realizó su primera misión en 2010, no requiere una tripulación a bordo.

Al igual que el transbordador espacial, entra en el espacio encima de un cohete, pasa el rato en una órbita terrestre baja, vuelve a entrar en la atmósfera cuando está listo para volver a casa, y aterriza como un avión convencional.

¿Para qué se utiliza el X-37B?

El avión espacial de alto secreto se lanzará en una misión científica no tan secreta imagen 2
Jefe de Operaciones Espaciales de la Fuerza Espacial de los Estados Unidos, John Raymond. Crédito: Fuerza Espacial de los Estados Unidos

No está del todo claro lo que ocurre durante estas misiones. Esto lleva a especular que el avión espacial es una plataforma para probar la tecnología de los satélites espías y otra tecnología militar basada en el espacio.

Oficialmente, sin embargo, el Departamento de Defensa dice que el X-37B es un programa de pruebas experimentales para demostrar las tecnologías para una plataforma de pruebas espaciales no tripulada, reutilizable y fiable para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Los objetivos principales del X-37B son dos: tecnologías de naves espaciales reutilizables para el futuro de Estados Unidos en el espacio y experimentos operativos que puedan ser devueltos y examinados en la Tierra.

O, como lo describió el Jefe de Operaciones Espaciales de la Fuerza Espacial de los Estados Unidos, John Raymond, en la declaración de la Fuerza Espacial, el programa X-37B ejemplifica el «desarrollo tecnológico ágil y progresivo que necesitamos como nación en el ámbito espacial».

La anterior misión del X-37B fue un récord. El vehículo pasó un total de 779 días seguidos en el espacio, aterrizando el 27 de agosto de 2019. El Departamento de Defensa se mostró muy reservado sobre el propósito de esta misión, describiéndolo sólo en líneas generales:

“Las tecnologías que se están probando en el programa incluyen guía avanzada, navegación y control, sistemas de protección térmica, aviónica, estructuras y sellos de alta temperatura, aislamiento reutilizable, sistemas de vuelo electromecánicos ligeros, sistemas de propulsión avanzados, materiales avanzados y vuelo orbital autónomo, reentrada y aterrizaje”.

Un cambio en la información

El avión espacial de alto secreto se lanzará en una misión científica no tan secreta imagen 3
Edificio de USAFA, el constructor del X-37B. Crédito: Greverod/Wikimedia Commons

A diferencia de las pasadas misiones, el Departamento de Defensa ha entregado información detallada sobre su próxima misión, lo que ha sorprendido a todos.

Quizás se deba a que la misión en sí no es realmente especial desde el punto de vista de la seguridad. Pero su lanzamiento también incluirá el despliegue del FalconSat-8.

Este pequeño satélite construido por la Academia de la Fuerza Aérea y patrocinado por uno de sus Laboratorios de Investigación servirá como «plataforma educativa» para cinco experimentos de la propia academia.

Aunque los detalles de estos experimentos no se incluyeron en el comunicado oficial.

Aun así se sabe que esta será la primera misión del X-37B donde se incluya un módulo de servicio para experimentos espaciales.

Se instalará en la parte trasera y así «ampliará las capacidades de la nave y albergará más experimentos que cualquier otra misión.

Entre estos experimentos están los «Efectos de la radiación en materiales seleccionados» y «Los efectos del espacio en semillas de cultivo», los cuales se llevarán a cabo por la NASA.

Es verdad que esta nueva misión de X-37B no es nada espectacular, sin embargo, no deja de llamar la atención el cambio de estrategia para revelar información del Departamento de Defensa ¿Por qué ahora sí y antes no?

Los detalles de la misión han sido publicados en spaceflightnow

Referencias:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here