Si bien la verdad puede estar ahí fuera, los extraterrestres tecnológicos no parecen estar, al menos no todavía. Los nuevos resultados del programa de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés) más completo jamás realizado, que encuestó a 1.327 estrellas cercanas en busca de señales de seres inteligentes, no han revelado presencia de alienígenas.

Danny Price, astrofísico de la Universidad de California en Berkeley, dijo a Science:

“Ciertamente no hay nada evidente. No hay civilizaciones increíblemente avanzadas que intenten contactarnos con transmisores increíblemente poderosos”.

Aunque el equipo no encontró nada en esta ocasión, Price dijo que podría haber muchas explicaciones para la falta de señales extrañas. Quizás la búsqueda se realizó en las frecuencias equivocadas, o esas señales estaban ocultas por la interferencia de radio de la Tierra. Cualquier compromiso de este tipo está limitado por los métodos y descubrimientos que los humanos hayan realizado en el curso de nuestra propia historia.

Price dijo:

“En muchos sentidos, SETI es un espejo de nosotros mismos y de nuestra propia tecnología y nuestra comprensión de la física”.

La búsqueda se realizó como parte de la iniciativa Breakthrough Listen, un esfuerzo de 10 años y $ 100 millones financiado por el multimillonario ruso Yuri Milner, que tiene como objetivo explorar los cielos en busca de tecno – firmas : transmisiones u otras pruebas creadas por criaturas tecnológicas en otros mundos. La iniciativa, que se inició en 2015, se basa en dos de los telescopios más potentes del mundo: el telescopio Robert C. Byrd Green Bank de 100 metros en Virginia Occidental y el Telescopio de Parkes en Nueva Gales del Sur, Australia de  64 metros de diámetro para intentar espiar las comunicaciones extraterrestres.

No hallan señales de alienígenas en las 1.300 estrellas más cercanas
Crédito: Free-Photos / Pixabay

En su último lanzamiento de datos, los investigadores analizaron 1 petabyte (o 1 millón de gigabytes) de datos tanto en radio como en longitudes de onda óptica, observando más de mil estrellas a 160 años luz de la Tierra. Varios miles de señales interesantes aparecieron durante la búsqueda, aunque todas se originaron en fuentes mundanas, como satélites hechos por el hombre.

Todo el gigantesco catálogo de información estará disponible públicamente en el Archivo de datos abiertos de Breakthrough, lo que lo convierte en la publicación más grande de datos SETI en la historia del campo.

Jason Wright, un astrofísico de la Universidad Estatal de Pennsylvania que no participó en la investigación, dijo que estaba impresionado con el compromiso de los investigadores con la divulgación pública de sus datos.

Wright dijo:

“Cualquiera que piense que el equipo podría haberse perdido de algo puede revisar sus resultados y verlo por sí mismo”.

Wright ha calculado previamente que todas las búsquedas de SETI realizadas hasta la fecha equivalen a peinar el equivalente a un poco más que el agua de un jacuzzi en todos los océanos de nuestro planeta. La última adición aumenta eso en un 50% en las longitudes de onda de radio, dijo, o aproximadamente el valor de otra bañera.

Price se mostró optimista de que en el futuro su equipo podrá poner límites más estrictos a la prevalencia de la vida en el universo. Los investigadores pretenden usar el próximo telescopio MeerKAT en Sudáfrica, un observatorio que constará de 64 arreglos separados de 13.5 m para buscar transmisiones extraterrestres en más de un millón de estrellas en nuestro vecindario galáctico.

Si bien cualquier señal que apareciera tendría que ser examinada cuidadosamente para asegurarse de que fuera genuina, Price dijo que tal descubrimiento sería verdaderamente revolucionario.

El estudio científico ha sido publicado en The Astrophysical Journal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here