La galaxia en que vivimos, la Vía Láctea, es muy voraz y un descubrimiento indica que ha destrozado un grupo único de estrellas.

Los cúmulos globulares son colecciones esféricas de estrellas que orbitan galaxias. Se han descubierto más de 150 de ellos solo alrededor de la Vía Láctea.

Los estudios exhaustivos de estas y muchas otras que orbitan galaxias distantes sugieren que se formaron a partir de la primera generación de estrellas, pero un nuevo descubrimiento podría agregar este escenario.

Un equipo internacional de investigadores descubrió una estructura alrededor de la Vía Láctea, denominada Phoenix Stream. Esta es una franja de estrellas que se cree que es lo que queda de un antiguo cúmulo globular destrozado por la Vía Láctea hace aproximadamente 2 mil millones de años.

Lo que es realmente único sobre Phoenix Stream es su composición de estrellas. Como se informó en la revista Nature, los investigadores probablemente encontraron lo que queda del cúmulo globular más antiguo conocido, una reliquia de una época pasada.

Zhen Wan, investigador graduado de la Universidad de Sydney y autor principal de la investigación, dijo en un comunicado:

“Una vez que supimos qué estrellas pertenecían a la corriente, medimos su abundancia de elementos más pesados ​​que el hidrógeno y el helio; algo a lo que los astrónomos se refieren como metalicidad. Nos sorprendió mucho descubrir que Phoenix Stream tiene una metalicidad muy baja, lo que lo hace muy diferente de todos los otros cúmulos globulares en la Galaxia. Aunque el cúmulo fue destruido hace miles de millones de años, todavía podemos decir que se formó en el Universo temprano a partir de la composición de sus estrellas”.

Se cree que los cúmulos globulares tienen un «piso de metalicidad», debajo del cual no pueden formarse de la manera que esperamos. Este valor mínimo proviene del enriquecimiento esperado de las primeras estrellas que estaban hechas exclusivamente de hidrógeno y helio, y su desaparición explosiva que extendió elementos más pesados ​​en el cosmos. Si Phoenix Stream era realmente un cúmulo globular, entonces tal vez el universo tiene más de una manera de formar estas colecciones compactas de estrellas.

Galaxia Vía Láctea ha destrozado un grupo único de estrellas

Daniel Zucker, profesor asociado de la Universidad Macquarie y coautor del estuidio, dijo en un comunicado:

“Este flujo proviene de un grupo que, por lo que entendemos, no debería haber existido. Una posible explicación es que Phoenix Stream representa el último de su clase, el remanente de una población de cúmulos globulares que nació en entornos radicalmente diferentes a los que vemos hoy”.

Hay muchas preguntas sin respuesta. El equipo sigue sin estar seguro de cómo pudo haberse formado Phoenix Stream y si es único, pero planean estudiar más corrientes estelares para descubrirlo.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.

Fuente: Scimex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here